Mari-Cha II



  • 1
  • 1989
  • German Frers
  • François Catroux
  • Aluminio
  • 28,30 m / 92’10’’
  • 6,40 m / 21’1’’
  • 3,37 m / 1’06’’
  • 58 t / 128.000 lb
  • 26,3 t / 58.000 lb
  • Balandra
  • 455 m² / 4.896 pies²

Mari-Cha II  






 



Mari-Cha II es nuestro primer barco. Es una oportunidad increíble. La oportunidad de colaborar desde la creación de CNB con Germán Frers, uno de los mejores arquitectos mundiales de su generación. Y también la oportunidad de ganarse la confianza en 1987 de un propietario que no adquiría su primer yate, tenía una visión clara de su programa y navegaba muchísimo. Mari-Cha II ha paseado así por todos los rincones del mundo su silueta asumida de cruiser-racer, eficaz tanto en los trópicos como en la Patagonia. Aparejado en balandra, acastillado sin concesiones, extraordinariamente proporcionado, siempre se ha revelado rápido, marino y elegante. Su elaborada construcción nos permitió afirmar nuestro saber hacer desde la creación de CNB en 1987: Cada perfil de la estructura de aluminio muy compacta (tipo aviación) fue objeto de un sector específico mientras que los alojamientos firmados por el arquitecto parisino François Catroux se realizaron en nido de abeja Nomex.
Si el plano de cubierta cercano a la cubierta corrida y ricamente equipado refleja la cultura del crucero regata de la época, los alojamientos completos también son muy cómodos: Suite principal central en la parte trasera del comedor, dos camarotes de invitados, camarote para el timonel en la popa al lado de la cabina de navegación, gran comedor central y cocina en la proa, al igual que los dos camarotes de la tripulación. Un conjunto coherente y perfectamente ejecutado que ha perdurado en el tiempo. Treinta años después de su lanzamiento al agua, Mari-Cha II todavía navega. Su nombre evoca para todos los apasionados de la navegación de recreo una prestigiosa saga y estamos muy orgullosos de haber estampado el sello de CNB.