Philippe Briand, arquitecto naval del Bordeaux 60
“Diseñamos el casco con el triple objetivo de aumentar el volumen, el desempeño y la navegabilidad del CNB 66. Será capaz de navegar muy lejos, mientras todavía puede ser manejado por dos personas.”

CNB 66



  • Philippe Briand
  • Jean-Marc Piaton y Rafael Bonet
  • 20,61 m / 67'61''
  • 5,51 m / 18,07’
  • 2,95 m / 9,67’
  • 28,76 m / 94,35’
  • 1.000 litros / 132 gal
  • 1.300 litros / 158 gal

  






 



Con su aire familiar asumido, el CNB 66 se diseñó como el mayor velero maniobrable por una tripulación familiar. Puede equiparse con la botavara enrolladora hidráulica, desarrollada en colaboración exclusiva con Hall Spars.
Afinada por un botalón de carbono, su elegante silueta oculta tesoros de volumen, aprovechados con todo nuestro saber hacer. Este es el caso, por ejemplo, del camarote principal donde la cama "queen size" en isla se desplaza a un lado para permanecer invisible con la puerta abierta. En el luminoso comedor, que ocupa toda la anchura (5,50 m), el gran sofá de estribor de casi 3 metros de largo se puede dividir en tres partes para aumentar el número de asientos alrededor de la enorme mesa modular. En cuanto a la cocina, la queríamos práctica, bien ventilada, pero en contacto directo con el espacio habitable. La decoración y la ambientación interior son obra de Jean-Marc Piaton y Rafael Bonet.
En el exterior, las dos zonas de ocio y maniobras están claramente separadas. Al igual que en los one-off, hemos intentado eliminar las diferencias de nivel para mejorar la circulación sin comprometer la seguridad. Por último, ¿qué velero de este tamaño puede presumir de tener un espacio para el bote que permita desembarcar en menos de un minuto un bote, y su motor, de 3,25 m?
Indudablemente, el CNB 66 redefine las posibilidades de un yate de 20 metros. No es de extrañar que incluso antes de su lanzamiento al agua, siete propietarios procedentes de Europa, Australia o México confiaran en nosotros.


Disposición


Imágenes