> Novedades > #68 Une histoire de propriétaires... #1

Una historia de propietarios… #1

December 18, 2020


   
« Para nosotros un barco debe ser hermoso. También debe ser veloz.» Estas eran las dos cualidades principales que buscaban Karl y Annemarie para su primer barco.
Esta pareja, oriunda de Alemania tenía un sueño: vivir a bordo de su yate. Hoy el sueño se ha hecho realidad.  Han encontrado su gema. Para ellos no hay duda, ¡su vida transcurre a bordo de su CNB 66 llamado Escape!  
 
Será en 2019, en el astillero CNB yacht builders de Burdeos, cuando esta pareja toma contacto por primera vez con su barco. Listos para zarpar, los propietarios se hacen a la mar a bordo de su CNB 66 para emprender un nuevo proyecto de vida.   
El objetivo era vivir a bordo de un barco, sin perder el confort y espacio que les ofrecía su amplio piso  en la ciudad. « El CNB 66 reúne estos dos ingredientes (confort y espacio). Aprecio también las prestaciones de este barco.» explica Karl. En efecto, ¡este marinero confirmado tiene grandes proyectos de navegación!
En un primer tiempo, Escape permaneció en las Islas Canarias durante 6 meses. Visitaron cada una de las islas, disfrutando de las numerosas excursiones y paisajes que el archipiélago ofrece.
Luego, en noviembre del 2019, Karl et dos amigos suyos sueltan las amarras de Escape y participan juntos en la ARC, la célebre transatlántica que une Canarias a la isla de Santa Lucía.
Desde allí Karl y Annemarie pusieron rumbo al norte del Caribe. Deseaban seguir con su sueño de navegar hasta Bahamas y luego Estados Unidos, pero el destino decidió lo contrario. Como tantos se quedaron en cuarentena en Martinica, sin poder proseguir el viaje. Más adelante, en mayo, se reúnen con la « Salty Dawg Sailing Association », para llegar a las costas estadounidenses.   
La isla de St Thomas, Annapolis, Las Hamptons... Exploran la costa norteamericana hasta los lugares más recónditos, a menudo solos en el agua, saboreando la calurosa acogida de los locales. Al aproximarse el invierno planificaron  seguir con sus aventuras más al sur, en el Caribe.
Una vez culminado este primer año de navegación, si les preguntamos: ¿siguen apreciando su barco? contestan al unísono « Claro que sí. Dispone de todo lo que necesitamos. No le falta nada. Vivimos confortablemente y acertamos eligiendo el CNB 66 ».
Si desean descubrir más detalladamente el relato de esta pareja de propietarios, no duden en visitar su blog donde comparten regularmente sus aventuras.