logo_cnb.png

Nos complace presentarle a continuación una selección de los logros y los proyectos one-off del astillero CNB. Grand Bleu Vintage, Only Now, Spiip, Mari Cha II, Chrisco, Don Juan... tantos nombres que han despertado la pasión de sus propietarios y nos siguen haciendo soñar.

_45R2256_sq

Nuestro saber hacer

La construcción de los yates CNB se basa en la integración de todo el saber hacer en el seno de nuestro astillero situado en Burdeos en un emplazamiento excepcional. Desde el diseño hasta el lanzamiento al agua, nuestros equipos trabajan con una preocupación constante por el trabajo bien hecho. Ya se trate de un velero o un yate a motor, de un one-off o un semi-custom, solo utilizamos soluciones marinas, duraderas y funcionales. Además, la elegancia es el resultado de la suma de múltiples detalles. En ocasiones, imperceptibles individualmente, pero su combinación conforma un todo coherente y gratificante. Hacen de CNB Yacht Builders un sello único.

+
Infinity_MG_9563

La familia CNB

Llegar a ser el propietarios de un yate CNB no significa entrar en un club, sino sumarse a a una familia. Todos se dan a conocer un poco porque los lazos de confianza son fuertes, esos que unen a los marineros. Así que con mucho gusto damos la bienvenida a los propietarios a Burdeos, para seguir de cerca la construcción de su yate. Y no es una coincidencia que sean tantos los yates CNB y sus propietarios que responden al llamado a los rallys que celebramos en el agua todos los años.


+
_G8A3495_1800_sq

Nuestros servicios

Como sabemos que cada yate es único, aportamos a cada propietario la respuesta adecuada a sus expectativas. Este acompañamiento personalizado depende especialmente de la presencia o no de una tripulación profesional y un programa de navegación, por supuesto. La experiencia de más de 30 años en el mundo de los grandes yates nos permite hoy en día identificar las auténticas necesidades y proponer, gracias a equipos dedicados, una calidad de servicio sin igual en todo el mundo.


+

NOTICIAS Y EVENTOS




NUESTROS VELEROS